Entra en el mundo de la sublimación con Color Make™

La importancia de la plancha de calor en sublimación

La importancia de la plancha de calor en sublimación

Uno de los procesos que marcan la diferencia entre un buen trabajo de sublimación y uno de mala calidad es el prensado en caliente y es para ello que se usa una prensa térmica o plancha de calor.

Todos sabemos que la sublimación es el sistema de transferencia de imágenes más versátil y económico que existe actualmente. Textiles, metales, acrílicos, cerámica, vidrio, plásticos entre otros son elementos 100% sublimables y se presentan en diversas formas, tamaños y aplicaciones ofreciendo un amplio abanico de opciones para esta técnica de impresión gráfica.

Combro8en1_2016-copyEl último paso para tener entre las manos un producto sublimado es el uso de la plancha térmica cuya función es generar presión y calor de manera uniforme del papel que contiene la imagen, sobre el blank u objeto al que queremos estampar nuestro diseño gráfico. A la presión y al calor ejercidos por la plancha existe un tercer elemento que es de vital importancia; el tiempo de prensado.

Pero no todo depende la plancha. Ella solo se encarga de consolidar el trabajo de otros elementos como la tinta, el papel y el diseño sobre el material final o blank. Es por ello que la calidad de todos estos elementos (papel, tinta, diseño y blank) deben ser de primera para que la plancha coloque el punto final para un acabado perfecto. La buena reputación, seriedad y ética del proveedor juegan un papel importante en este punto.

Los tiempos, la presión y el calor que debe aplicarse a cada elemento varía según sus características propias. En los video tutoriales de Color Make podrás encontrar esta información de manera referencial para cada uno de ellos, pero indiscutiblemente los parámetros finales debe determinarlos cada usuario a través de ensayos.

Es conveniente conocer detalles importantes como, por ejemplo, en los mugs o tazas y dependiendo del diámetro de la misma, el brazalete de la plancha deberá ajustarse sin que exista mayor esfuerzo por parte del operador. El tener que aplicar fuerza excesiva para lograr un buen estampado es signo inequívoco de estar utilizando una plancha o una taza de mala calidad. Recordemos siempre que, por lo general, mucha presión significa mala sublimación; y de igual forma si por diferencias de diseño de la plancha, el papel no hace el contacto correcto con la taza, la imagen saldrá dispareja, lo cual seguramente terminará en la pérdida del blank y de todo el material que se utilizó.

La versatilidad de las planchas de calor se manifiesta cuando nos enteramos que las mismas tienen diversos usos y aplicaciones. Nos pueden servir tanto para sublimación como para transfer, vinil textil, pedrería, serigrafía, vinil impreso y para toda tarea que necesite la aplicación de calor, presión o ambas. Por eso no es correcto, pero si comúnmente erróneo referirse a la plancha de calor como “plancha de sublimación” o “plancha para sublimación” ya que su uso va mucho más allá de lo que esta técnica significa.maquina de tazas4 en 1

Existe una amplia gama de modelos de planchas. Se pueden encontrar, por ejemplo, las que abarcan sólo tazas estándar (11 oz.), las 3 en 1 que permiten el uso de cilindros y tazas cónicas, las 5 en 1 e incluso 8 en 1. Puedes consultar todas las opciones existentes en planchas de calor de Color Make.

Las planchas más completas vienen con algunos accesorios y aditamentos específicos para mouse pad, gorras, acrílicos, platos pequeños y grandes, llaveros, rompecabezas, cristales, piedras, láminas y vasos de aluminio, carcasas y estuches de celulares entre muchos objetos más.

Así que, si deseas una excelente plancha de calor para tu negocio de sublimación con la cual puedas aprovechar la mayor línea posible de productos, podrías adquirir un combo que permita transferir imágenes a todos estos que acá te nombramos.

En Color Make puedes encontrar planchas de diferentes tamaños y modelos. Te invitamos a conocerlas y determinar cuál se adapta más a tus necesidades, presupuesto e idea de negocio. Sea cual sea la que decidas adquirir, lo más importante es que su área de cobertura sea como mínimo del mismo tamaño de ancho de la zona de impresión del equipo que estemos utilizando para imprimir nuestras imágenes. Si la plancha es más pequeña tendremos que cortar los diseños en varias hojas de papel y hacer ajustes para lograr sublimar el tamaño total de nuestro impreso, si es más grande de lo que generalmente sublimaremos podríamos tener desgastes innecesarios en planchas más costosas.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.