La magia del teflón para sublimar

La magia del teflón para sublimar

El teflón para las planchas de calor o planchas térmicas para sublimar, es un elemento al que una gran cantidad de sublimadores no le prestamos la atención debida. Pero resulta, que esa delgada lámina de material aislante influye más de lo que imaginamos tanto en los resultados en la calidad de los productos sublimados como en la vida útil de las máquinas de calor.

La principal función del teflón es aislar la parte metálica de las planchas de calor de los blanks u objetos a sublimar. Sin esta cinta, no sería posible la transferencia de imágenes ya que seguramente los artículos a sublimar resultarían quemados. Otra importante y mágica función del teflón es la contribuir a la uniforme distribución del calor sobre toda la superficie a sublimar, debido a que es un material flexible y eso le permite amoldarse a toda la forma del blank y “rellenar” esos micro espacios que pudieran quedar vacíos o sin contacto con la máquina de calor, cosa que en muchas ocasiones no puede hacer el área de metal de la plancha.

Otra parte mágica del teflón y vital en la sublimación, es su antiadherencia, es decir, no permite que nada “se le pegue” o adhiera por lo que garantiza que cada elemento con el cual entra en contacto, conserva intacta su superficie, previniendo la tendencia normal de dos cuerpos de “pegarse” o “fundirse” al aplicarse calor sobre ellos y juntarse.

Otra característica o dato interesante del teflón, es que posee “memoria plástica” y esto se trata de que siempre tiende a volver su forma original. Si sometemos al teflón a fuerzas de presión o compresión más allá de las que pueda soportar, aparecerán sobre los puntos de su superficie que fueron sometidos a dichas fuerzas, deformaciones en su estructura. Esto es normal, pero la “memoria plástica” aparece al calentarse de nuevo la pieza de teflón, haciendo que estas deformaciones desaparezcan, es decir, recobran su forma original. Es también totalmente impermeable.

Las láminas de teflón para sublimación vienen en presentaciones de diferentes espesores y tamaños, para la selección deseada por cada uno según sus necesidades. Hay teflón que puede ser usado por ambas caras y también los hay con una de ellas adherible, es decir con pegamento. Es muy fácil de limpiar, resiste altas y bajas temperaturas que van en rangos de entre -270° hasta de 400°C dando como resultado una alta durabilidad de este material.

Se puede limpiar con agua o alcohol, no hace falta usar nada más.

Color Make pone a tu disposición este maravilloso material de calidad A1, para que obtengas beneficios extras dentro de tu negocio de sublimación, como son, reducción de costos y acabados impecables. Ponemos en tus manos, la magia del teflón para sublimar.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.